Preparación exámenes Cambridge (clases 100% en inglés):

La importancia del inglés ha aumentado tanto, convirtiéndose en muchas empresas como lengua corporativa y como base del crecimiento de los países tanto en sus relaciones internacionales como en la bases del PIB generado por el turismo, que ya no sirve decir qué nivel tenemos. El mercado nos exige, tanto en las empresas como en muchas de las oposiciones que queramos realizar en la Administración Pública, aportar la documentación que certifica nuestro nivel de idioma.

Para unificar criterios, en Europa se ha creado un marco de referencia, establecido en diferentes niveles, que determina el grado de conocimiento del inglés (A1, A2, B1, B2, C2 y C2) . Este acuerdo permite saber en todos los países qué sabe cada persona en función de la certificación de nivel que posea.
Actualmente, todos los alumnos de Formación Profesional que quieran acceder a un programa Erasmus+, son evaluados para ver su nivel de inglés y en los Erasmus de la Universidad exigen una certificación mínima de categoría B-2. Con independencia de los requisitos para participar en un programa Erasmus, todos los estudiantes universitarios tienen que acreditar un nivel de inglés entre el B-1 y B-2, dependiendo de la titulación cursada, para que les entreguen su título universitario.

¿Cómo lo preparamos?

  • Prueba de nivel para poder aconsejar el examen a realizar.
  • Grupos reducidos.
  • Desarrollo de las clases trabajando las cuatro habilidades que se exigen en los exámenes: “use of english”, “writing”, “listening” y “speaking”.
  • Prueba del examen a realizar, utilizando exámenes reales de Cambridge y aplicando sus reglas. Con esta prueba aconsejamos personalmente por escrito al alumno, indicándole si debe presentarse al examen en la convocatoria de ese curso, del siguiente o si debe aplicar más esfuerzo a alguna de las áreas a examinar.
  • Presentación a los exámenes (éxito del 100% de los alumnos a los que recomendamos presentarse): Si el número de alumnos a presentar es de 15 o más, llevamos a los examinadores de Cambridge al colegio o instituto para que se examinen en su centro. Esto les ayuda a estar más tranquilos por estar en un entorno familiar. Si el colegio forma parte del programa BEDA, se presentarán con su colegio.